De ciudades y niñ@s: consejos para viajes urbanos.

El New York Times ha empezado a publicar este verano una serie de artículos en los que hace una pequeña guía de viajes para niños. De momento solo hay dos, Nueva York  y París. Pero lo más interesante no son estos artículos en sí, sino otros que editan de forma paralela a partir de las recomendaciones de los lectores que han viajado o viven en estas ciudades y se llaman algo así como “Afrontando … con niños” (Your Tips for Tackling Paris/NY with kids).

A partir de estos artículos, de un barrido a la red y de mi experiencia urbana con mi hija (poca) y con mis primos y hermanos he hecho una lista de truquillos y consejos para una escapada con niños a una gran ciudad (algo que estoy deseando hacer, ¿Se me nota?). Aquí os la dejo esperando vuestras ideas y recomendaciones:

1- Elegir la fecha del viaje. Con una madre hostelera, y habiendo trabajado mucho en el gremio, creo que soy una experta en viajar fuera de temporada, y si se puede, es lo mejor. Evitas colas y aglomeraciones, encuentras la vida más auténtica de la ciudad, mejores precios… Sin embargo, el verano, las Navidades o la Semana Santa suelen animar bastante la agenda cultural de las ciudades y hay eventos que solo ocurren una vez al año.

2- Planificar para improvisar. Mirar unas cuantas guías, buscar en la red, pedir recomendaciones… Restan emoción y sorpresas pero ayudan a hacer las cosas más fáciles y a evitar  problemillas que pueden estropearte un día de vacaciones. En este sentido, una buena opción para las que vamos cortas de presupuesto es buscar ofertas, cupones de descuento, ver qué días son gratis los museos, las mejores tarifas de transporte urbano, los descuentos para niños, etc. Esto te permite ahorrarte unos eurillos que luego puedes invertir en darte algún que otro capricho.  Otra buena idea es hacer una lista de sitios especialmente recomendados para niños (hoteles, restaurantes, parques, museos…)

3- Elegir alojamiento. Aunque me encantan los hoteles, creo que últimamente prefiero los apartamentos. Te dan más espacio, opciones para cocinar y calentar la comida del bebé, más intimidad. Suelo buscarlos por Homeaway o Homelidays, pero en la web de Familias en Ruta nos ofrecen todas estas opciones. En el caso de los hoteles, hay que tener en cuenta el tamaño de las habitaciones, si las hay familiares o incluso comunicadas, la posibilidad de pedir cuna, trona, calientabiberones, o cualquier otra cosa que te haga la vida más fácil. Y sobre todo, tener en cuenta la ubicación, porque lo que ahorras con un hotel lejos del centro, lo pierdes en transporte público, tiempo y comodidad.

4- La comida. Mi opción suele ser la de Allá donde fueres… pero eso no siempre es fácil con los niños. Una idea es informarse primero del tipo de comida local, descubrir las especialidades y elegir las que puedan ser más interesantes en función de los gustos de nuestros hijos. A los niños más mayores -y a las zampabollos como la mía- les encantará descubrir nuevos platos y sabores, sobre todo si son pizzas romanas, salchichas berlinesas, pastelitos franceses, etc. Los potitos pueden ser un problema, ya que a menudo los sabores son diferentes, por lo que una buena idea es comprobar si venden nuestra marca en el país de destino, y si no, llevarlos de casa.

5- ¿Silleta sí, silleta no? A veces es un engorro y a veces una comodidad imprescindible. Entonces, ¿qué hacemos?. Se puede planificar el día pensando qué sitios son accesibles y cuales no, y llevar la mochila o el pañuelo de porteo por si acaso (o tirar de brazos directamente, claro) ya que en muchos sitios tienes que dejar la silla en consigna para entrar. Otras veces es una gran ventaja. Por ejemplo, en los Museos Vaticanos si vas con sillita accedes por una entrada diferente, lo que te permite saltarte la inmensa cola.

6- Motívate, motívalos. Antes de irte, hay mil cosas que puedes hacer para meter a los niños en el viaje. Sobre todo si son más mayorcitos. A mi me encantaba (y me encanta) ver películas y luego reconocer los sitios. Además, hay toda una serie de guías para niños, como las de las colecciones Mi primera Lonely Planet, o Soñando Ciudades, aplicaciones y  audioguías. Por último, prepárate para saberlo todo, porque ellos van a querer saber, y porque meterse en la historia de lo que están viendo les ayudará a comprenderlo, interesarse y no aburrirse.

7- El idioma. Si viajas fuera de España, enséñales algunas palabras, los básicos, en el idioma local. A los niños les encantará relacionarse así y ganarás puntos con los nativos.

8- Ir al baño. Será porque estoy empezando con el tema que me parece superimportante. Encontrar baños limpios, accesibles y a tiempo puede ser una difícil tarea. En teoría, entrar en un sitio con cara de desesperada y un niño en brazos debería ser suficiente, pero todas sabemos que no es así. Normalmente, los grandes almacenes tienen baños con poca cola y aceptablemente limpios. También los museos. Uno de mis favoritos después de muchos años furgoneteros son los edificios oficiales, tipo ayuntamientos, bibliotecas, universidades, etc. aunque a veces los controles de seguridad en la puerta pueden hacerte perder segundos preciosos.

9- Transporte urbano. A veces elegir bien una línea de transporte urbano te proporciona una gran ruta turística casi gratis, como el Tranvía 28 de Lisboa, el Bus 24 de Londres, o el Ferry a Staten Island en New York. También es importante elegir bien el momento, pues un viaje largo puede servir para echar una siestecita.

10- Ponte en su lugar. Para mí, es lo más importante, pues si ellos está felices, tú lo eres por partida doble. Busca el equilibrio entre lo que a ellos les apetece hacer o ver y lo que tú crees que no debe faltar. Déjalos elegir y tomar decisiones de vez en cuando, elige museos interactivos o con actividades interesantes, y organízate para que después de un sitio donde tengan que estar calladitos y tranquilos haya un parque para correr, jugar y chillar todo lo necesario.

*Publicado originalmente en “¡Qué pequeño es el mundo!” en agosto de 2013
** La foto destacada es del artículo del New York Times del que habla esta entrada
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s