“Numerización”: trucos para la alfabetización numérica

Voy a la guardería con la niña en el coche, y en un semáforo la veo por el retrovisor, cómo mira atentamente la calle. “¿Estás mirando por la ventana?”; “Sí”; “¿Y qué ves?”;”Pues números”. Pues números, evidente. Porque ahora todo son números. Donde tú ves un futbolista, ella ve el dorsal en la camiseta. Si tú ves un coche, ella su matrícula. Y la opción de la llamada de emergencia del móvil, donde ella puede marcar números y números, es  un juego que la fascina.

Yo, frustrada total en ese terreno, me propuse estimularla en este ámbito, ayudarla a desarrollar su pensamiento matemático (a ver si así, de paso, hago yo algo con el mío).  Y para eso estuve buscando información en Internet y me encontré con este interesante artículo, “Los niños y los números”, publicado en el Correo del maestro, y que gira en torno al concepto de numerización, término que viene a ser una traducción literal del inglés numeracy, y que podría definirse como “alfabetización numérica”.

Lo que propone es simple,  y tampoco hace falta romperse la cabeza para descubrirlo, pues son pequeñas acciones cotidianas que posiblemente much@s realizaréis sin pensar que sirven para estimular el pensamiento lógico-matemático. Parte de la idea de que las matemáticas están por todos lados, y de que el lenguaje matemático se encuentra igualmente integrado en nuestro lenguaje cotidiano: hablamos de formas, pesos y medidas, cantidades, etc. Por eso es fácil aprovechar esa riqueza para hacer a los niños conscientes de la presencia de los números en su vida, y de cómo esos signos misteriosos que aparecen por todas partes son el reflejo de una realidad, la cantidad.

Así, por ejemplo, se trata de pedir a los peques que cuenten, por ejemplo, cuántos somos a la hora de comer y contar con ellos cada uno de los objetos que usamos en la mesa, como servilletas, cubiertos o vasos. O haciendo la maleta, pedirles que introduzcan cinco pares de calcetines, de braguitas, etc. Contar los escalones que subimos y bajamos, las piezas de fruta que metemos en la bolsa cuando compramos… Las opciones son múltiples, y en el artículo enlazado arriba nos dan algunas pautas para que contar sea lo más eficaz posible.

Pero además, es fundamental aprender a través del juego. Jugar a las tiendas, cantar canciones, aprovechar las ilustraciones de los números o bien utilizar materiales específicos. En este sentido hay juegos pensados para el desarrollo del pensamiento lógico-matemático, desde los típicos en los que tienes que meter figuras por el agujero que coincide con su forma, para desarrollar las nociones de geometría, a puzles para asociar números y cantidad. A nosotras nos han regalado ahora un libro para contar de las tiendas Tiger y  hemos heredado el juego de Piggy de Sapientino (Clementoni), que nos está dando para mucho durante la hora de la siesta, cuando el calor no nos deja hacer nada más y es imposible dormir con “la campeona mundial de mantenerse despierta”. Por eso, le he estado echando un vistazo al catálogo de esta marca italiana y he encontrado algunas propuestas bastante interesantes para los próximos “¿Qué le compro para el cumple/Reyes?”. Sin embargo, hasta ahora ha sido nuestro libro de pegatinas de Usborne, con el que hemos jugado todos los viajes en bus que este invierno nos han traído y llevado arriba y abajo (que no han sido pocos) y con el que hemos aprendido números y formas. Estoy loca buscando algo igual y no acabo de encontrarlo.

En fin, que todo este rollo para decir que creo que la educación y el aprendizaje no deben ser una tarea exclusiva de la escuela, sino todo lo contrario, y que es importante aprovechar el interés y la curiosidad de los peques para estimular su aprendizaje. Así, en los números, como en todo lo demás, ellos marcan su ritmo y nosotros solo debemos buscar el tiempo y los trucos para que la vida y el juego los ayuden a aprender.

 

** La foto destacada es del Campus Virtual de Villavicencio.

Anuncios

4 Respuestas a ““Numerización”: trucos para la alfabetización numérica

  1. Nosotros en las siestas “no-siestas” estamos con el “Gran Álbum para Garabatear” de Usborne. Un pasada, entretenido y sobre todo creativo. Te lo recomiendo para pezqueñines un poquitín más grandes que la tuya,pero también para kindergarden. .

  2. Pingback: ¿Qué leen l@s niñ@s cuando todavía no leen? Lecturas hasta los 3 años | Mundo Pequeñino·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s