Gorda

La Venus de Rubens. Guapa, sin complejos, feliz. Iba a elegir un Botero, pero no me acordaba de esas caras tan tristes.

Decía Valéry algo así como  que cuanto más se analiza el significado de una palabra, más absurda parece. Y eso es especialmente verdad con la palabra gordoSi te fías del DRAE, casi todas las acepciones de esta palabra, excepto la obvia -y objetiva- referencia al tamaño, tienen un sentido positivo, que se refiere a la importancia del sustantivo al que califica este adjetivo: algo gordo, gente gorda, premio gordo

Pero a diferencia del significante, el significado es multidimensional, y no puede contenerse en las pocas líneas de una definición de diccionario. Así, gordo, y especialmente gorda, se ha convertido en una palabra maldita, arrojadiza. Un poderoso insulto que no pierde fuerza ni siquiera en su versión diminutiva (gordita), y que a menudo es lo peor que se nos ocurre decir de la otra. En mi caso, después de nueve meses feliz de la vida, viéndome crecer la barriga y paseando orgullosa mi enorme sandía por playas y piscinas, siendo La Gorda de mi casa, a nadie se le ocurrió seguir llamándome por ese cariñoso apelativo cuando volví del hospital.

Yo, que con 16 años pesaba lo mismo que en mi octavo mes de embarazo, sé bien lo que es estar -o ser– gorda, y también lo que es no estarlo. Sé de dietas, de tallas, de presión y depresión… De cómo muchas veces nuestro estado de ánimo y nuestra autoestima se ven afectadas por la imagen que nos devuelven los reflejos, ya sean en el espejo del baño o en los ojos de los demás.

Pero después de este embarazo yo he dicho basta, hasta aquí. Cuando tres o cuatro días después de dar a luz entró mi abuela en mi cuarto y mirándome con esa cara de pena infinita me ofreció algo de ropa flojita* para estos días, me negué. Acabo de parir y, aunque no voy a vestirme de Catwoman, tampoco voy a esconderlo. Al fin y al cabo, este bebé que ahora va todo el día pegado a mí antes estuvo dentro y no se puede borrar su huella en dos días. (* NOTA: la ropa de mi abuela no es para nada “ropa de abuela”. De hecho, su armario suele ser mi primera opción para bodas, banquetes y comuniones 😉 )

Y no es que no me importe que casi nada en mi cuerpo esté en su sitio ahora mismo, no soy de las que encuentran en el culo gordo y las estrías el justo precio por disfrutar de mis dos preciosidades. Al contrario: suspiro por mis vaqueros de hace un año y sueño con el día que pueda volver a nadar y empezar a hacer deporte. Pero no voy a dejar que los kilos, la celulitis y la ropa grande me amarguen unos días que de por sí son complicados pero preciosos.

No soy Shakira ni Pe, ni siquiera la Middleton, así que, que le den al público. He decidido escapar, pasar de la presión externa, y para eso no voy a dejar de mirarme en el espejo ni de evitar salir en las fotos, con mis niñas  o sin ellas, sino simplemente, encogerme de hombros  y, si hace falta, enseñarle los cuernos a los reflejos, ya sea en los espejos, en los escaparates o en los ojos que te miran mal. ¿Gorda yo? Sí, y qué.

Para seguir con el tema, una peli, Gordos, de Daniel Sánchez Arévalo; una canción, Reina de la Mantequilla, de La Cabra Mecánica; y algo de leer: el cuento “Malena, una vida hervida“, de la colección de relatos de Almudena Grandes Modelos de Mujerademás de los tres artículos enlazados, que dan para pensar.

Anuncios

Una respuesta a “Gorda

  1. Pues claro!! Estoy contigo, porque a veces tenemos mucha presión por cómo nos quedamos y, la verdad, no merece la pena amargarse por eso, que es lo de menos…. Claro que engordamos, y eso de no dedicar las 24h al día a nuestro cuerpo serrano, se nota!!! 😉 pero a disfrutar, estar sanos y a las lorcillas que les vayan dando!!!!! Jajaja
    Bs

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s