Tradiciones de Noviembre

Estos días muchas escribís sobre Halloween, planes, disfraces, calabazas, y a mí me suena todo un poco a chino, quizás porque yo nunca he vivido mucho la moda del terror del puente de noviembre. Incluso este año, en el cole de mi hija, no se celebra Haloween, sino la fiesta del otoño, y lo de las calabazas y los fantasmas no va a ser más que un detalle por el tema del bilingüismo. La verdad es que una excusa para disfrazarse siempre es divertida, a los niños les encanta y es un buen argumento para meter la interculturalidad y los contenidos transversales en clase de inglés. Sin embargo, aquí también hay otras tradiciones que siguen su curso, ajenas a la invasión anglonaranja.

En Extremadura, además de la cuestión religiosa y las visitas al cementerio, que ponen la nota trascendente, la tradición consiste básicamente en salir al campo a comer la Chaquetía: castañas, higos secos y nueces (uniendo los dos últimos, hacemos casamientos), granadas y bellotasEs decir, se trata pasar un día de campo con la familia o los amigos, en cualquier sitio (no es una romería) y comer, además de barbacoa, caldereta, paella o lo que toque, las frutas propias de la estación. En algunos sitios recibe otro nombre como chiquitía, calvochá o magosto, y también en según qué pueblos, los niños recorren las casas pidiendo un aguinaldo con alguna cancioncilla, versión castúa del truco/trato.

En Cabeza la Vaca, un pueblo del sur de Badajoz, en las estribaciones de Sierra Morena, llevan unos cuantos años dándole otro sentido a esta tradición con la Feria de la Castaña, un producto que abunda por la zona. Es un buen plan para el fin de semana para quien le guste el senderismo, ya que la zona cuenta con rutas espectaculares, entre dehesas y castañar, que se encuentran en uno de los mejores momentos del año. Dentro de la programación de la Feria hay varias rutas especiales: guiadas, en bici, micológica… Si lo vuestro es más la gastronomía es también una buena opción, pues no faltan las setas, el jamón y los productos hechos de castaña, desde los dulces a los patés.

Si este fin de semana ya teníais planes, en el pueblo rayano de Marvão (Portugal) se celebra la XXXI Festa do Castanheiro el 8 y 9 de noviembre. Si no lo conocéis, Marvão vale una visita y es una excursión asequible si estáis por Cáceres. Es un pueblo precioso, de calles empinadas y con un imponente castillo en la cima. En la Fiesta de la Castaña, se viste de gala con teatro de calle, circo y música tradicional y actual, además de castañas y vino. Los restaurantes de la zona se han unido también a la celebración con menús y degustaciones especiales donde, por supuesto, la castaña es la protagonista a lo largo de la primera quincena de noviembre.Marvao

Otra tradición muy distinta es la de Don Juan Tenorio. La obra de Zorrilla, su tragedia, su “apartada orilla” y sus cementerios se representan esta noche en escenarios muy especiales en muchas ciudades españolas, como los Patios del Palacio de la Merced en Córdoba. Sin embargo, su escenario natural es Sevilla, donde hay programadas varias representaciones y actividades paralelas de todo tipo, como concursos de disfraces, teatro de calle, ópera o visitas guiadas, por ejemplo, por el cementerio de San Fernando o por los escenarios de Don Giovanni acompañados por una soprano. Aunque probablemente, la propuesta más interesante relacionada con el mito este año sea la versión de Blanca Portillo, que se estrena el día 6 en Valladolid.

dia_de_muertos

Para terminar, y volviendo a lo de la interculturalidad, una interesante forma de celebrar este día es la mejicana. En Méjico, el Día de Muertos es una de sus fiestas grandes, en la que la muerte y la vida se celebran con música, color, alegría, reuniones familiares. También,  comiéndose a la propia muerte en forma de calaveras y huesos (como nuestros Huesos de Santo, por ejemplo). Una mezcla de tradiciones hispánicas y prehispánicas muy interesante que espero conocer algún día de primera mano.

Entre esas tradiciones están las calaveritas, unos versos satíricos, relacionados con la muerte, pero que se hacen para amigos, familiares, compañeros de trabajo… Yo os dejo este, que he tomado prestado del blog Coffe Break:

Calaverita a las bloggers

 

En un cafe de moda
estaban las bloggers con su computadora

Cuando pasó la muerte y las miró

se le antojo también tener un blog.

Así que pidió ayuda para blogspot
pero todas le dijeron: “Mejor de una vez el .com”

Y fue así como la muerte tuvo su blog

y muy agradecida de las bloggers se despidió.

* La imagen destacada es un grabado de José Guadalupe Posada, tomado del blog Coffee Break, y la del Castillo de Marvão, de la página de su Camara Municipal.

** Esta entrada es una versión actualizada de otra publicada el año pasado por estas fechas en ¡Qué pequeño es el mundo!

Anuncios

3 Respuestas a “Tradiciones de Noviembre

  1. SI! recuerdo tu entrada del año pasado 🙂 Me gustó tanto como me gusta esta!
    Por cierto mi madre en su tierra (Albacete) llama a la mezcla de nueces e higos juntos como en bocadillo “turrón de pobres”, de pequeñas nos los hacía un montón… y realmente saben a eso, a turrón!
    Gracias por la cultura, hay tradiciones muy trascendentes que nos pertenecen a todas y nos regalan una forma de ver la vida… y la muerte 🙂
    un besito

    • Mmmm! me encanta el “turrón de pobres”. Y el nombre!!! Yo estoy deseando comerlo, pero con este calor, se me olvida que es otoño y no compro los higos (Estoy fatal, jajajá!)
      Besos

  2. Pingback: Significante y significado: castaña | parapalabras·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s