Sugerencias viajeras: Enero, Sevilla.

Año nuevo, buenos propósitos: después de un parón bloguero vuelvo a la carga con la intención de dejaros por aquí algunas ideas viajeras para cada mes, un destino de temporada, por decirlo de alguna manera. Y para empezar, este mes helado que se nos hace cuesta arriba, con el monedero temblando y la resaca navideña, os propongo un destino soleado, cálido y para todos los bolsillos: Sevilla. Sí, empiezo por lo cercano para coger carrerilla, la ciudad donde vivimos y que nos ha recibido sonriente y calurosa después de las largas vacaciones de Navidad.

Sevilla tiene un tiempo que invita a lanzarte a la calle, y tantos atractivos y propuestas sugerentes que el fin de semana se queda corto. Además, es una ciudad manejable, donde los niños encuentran espacios a su medida en casi cualquier sitio, y donde es fácil encontrar planes atractivos.

¿Qué ver?

Todo. Desde el centro histórico a las rutas grafiteras por barrios del extrarradio como el Polígono San Pablo, casi cualquier zona de Sevilla ofrece un paseo agradable, aunque como en todas las ciudades, hay rincones imperdibles:

  1. La Catedral– La Giralda, con permiso de la recién llegada Torre Pelli, es el punto clave del skyline sevillano. Patrimonio de la Humanidad, es uno de los templos más impresionantes del mundo, tanto por fuera como por dentro. Imprescindible llegar a lo más alto del campanario por las empinadas rampas que permitían subir a caballo (Eso sí, preparad la piernas!), y para una visita diferente, acercaos por la mañana, durante una de las misas de coro, para
    Catedral de Sevilla

    Campanas de la Catedral

    curiosear un rato con música sacra de fondo. En la web de la Catedral podéis encontrar toda la información para preparar la visita, con actividades para niños y curiosidades y leyendas incluidas.

  2. El Alcázar– El Real Alcázar es uno de esos sitios para perderse y pasear durante horas. Como ventaja añadida, sus espectaculares jardines, habitados por pavos reales además de por turistas, permiten a los niños correr y jugar libremente. Lo peor: no busques un servicio con cambiador, una sala de lactancia o similar; no hay.
  3. El Parque de María Luisa– Este parque centenario, con sus miles de especies vegetales, coches de caballos y personajes varios es uno de los sitios más emblemáticos de la ciudad. Tiene dos puntos claves, la Plaza de España y la Plaza de América. La Plaza de España, o el Planeta Naboo para los fanáticos de Star Wars, es uno de los regalos que la Expo de 1929 ( y Aníbal González) dejó a la ciudad. Un rincón para montar en barca, buscar tu pueblo en los mapas que la rodean, pasear por allí cual Amidala y Skywalker, y por supuesto, hacer muchas fotos. En la Plaza de América, enmarcada por los Museos Arqueológico y Etnográfico, no podemos olvidarnos de un clásico: dar de comer a las palomas, aunque Montse Cruces, de De la mano por Sevilla, nos propone otras ideas.
  4. Museos– Si lo vuestro es el arte, tenéis dos opciones: el Museo de Bellas Artes, donde el Barroco sevillano es  el protagonista, y el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, situado en el antiguo Monasterio de la Cartuja (solo por el edificio, ya merece la pena la visita). El Museo Arqueológico, pequeño y manejable, se presta a una visita rápida, interesante y apta para los más peques, y cerca de allí, la Casa de la Ciencia, acoge el Planetario e interesantes exposiciones. Por último, en el Pabellón de la Navegacion se puede descubrir la historia de la ciudad y de la navegación oceánica.
  5. Vistas panorámicas- Sevilla cuenta con varios puntos estratégicos para contemplar la ciudad desde las alturas, además de la Giralda y de la Torre Mirador del Pabellón de la Navegación, como la cámara oscura de la Torre de los Perdigones, y el mirador del Edificio Metropol-Parasol, más conocido como las Setas (otro de los imperdibles sevillanos).Vista panorámica de Sevilla

Qué hacer-

  1. Pasear– Sevilla se disfruta andando, empapándose de su belleza tranquila y su luz: el Barrio de Santa Cruz y sus callejuelas; Triana, la Calle Betis, el río; la zona de la Torre del Oro y la Maestranza; la Alameda y la Calle Feria; La Alfalfa, el Salvador, la Avenida de la Constitución desde el Ayuntamiento a la Puerta de Jerez; las rutas grafiteras del río y el Polígono San Pablo… Un paseo peculiar para los que nos acordadmos de la Expo del 92 es recorrer esta zona un fin de semana por la tarde. Muchos pabellones siguen allí, transformados en edificios de oficinas y cosas por el estilo, pero un sábado o un domingo por la tarde tienen algo de ciudad fantasma, de paisaje abandonado. Los paseos no se acaban, y en vez de a pie, pueden hacerse en los típicos coches de caballo o en bici: la ciudad es absolutamente llana y cuenta con una red de carril bici estupenda y un montón de sitios donde alquilar bicicletas. Además, el Ayuntamiento propone una serie de rutas familiares que podéis descubrir con los Giráldez.
  2. GuadalquivirRemar– Sevilla también puede conocerse desde el río, por ejemplo en kayak, aunque existen opciones más tranquilas para disfrutar del río y de sus puentes, como los cruceros por el Guadalquivir.
  3. Jugar– Toda la ciudad está llena de parques infantiles donde las fieras pueden jugar y soltar adrenalina antes o después de un rato de “portarse bien” (léase entrar en un museo, una tienda, visitar una iglesia, etc. ) Si necesitáis más esparcimiento, el sitio ideal es el Parque del Alamillo, un parque periurbano donde correr, saltar, hacer picnics y demás, y sobre todo, la Alameda de Hércules, donde los niños pueden corretear, pelearse por dominar el parque infantil, jugar al fútbol, a la goma o a lo que se les ocurra mientras los padres se toman unas copas o unas cañitas tranquilamente. Locales y visitantes lo saben, y alrededor del parque de juegos han surgido pequeños negocios particulares donde a cambio de la voluntad los niños pueden usar los juguetes que estos emprendedores exponen sobre una manta. Además, siempre hay alguna actividad extra: conciertos, teatro, mercadillos…
  4. Ir al teatro– Si vas con niños, suele haber una buena oferta teatral. En concreto, la sala La Fundición cuenta con una programación infantil muy atractiva todos los fines de semana. Y si no, las opciones teatrales se multiplican.
  5. Comer– En casi cualquier sitio, sobre todo de tapas, se come bien. A nosotros nos gusta sobre todo la zona de la calle Feria y la Alameda. La cantina del mercado de la calle Feria, de la que os hablé aquí, es un sitio de lujo para comer pescado, y en la Madraza (C/ Peris Mencheta), aunque hay “menú infantil”, los niños disfrutarán comiendo casi de todo lo que hay en su carta, que combina platos más tradicionales con otros de influencia árabe. Otro clásico sevillano, de los que aparecen en todas las guías, webs y demás, es Los Coloniales, donde es casi imposible encontrar sitio a no ser que vayas muy temprano o muy tarde. No se puede reservar, pero siempre tienes la opción de “apuntarte” y esperar. Más escondido y algo lejos del centro y las zonas turística está el Yebra, uno de mis restaurantes preferidos del mundo mundial. No es un sitio especialmente pensado para comer con niños, no es precisamente barato (pero el precio está ajustado a la calidad) ni un sitio “con encanto”, aunque vale la pena acercarse hasta la calle Medalla Milagrosa para darse un homenaje.
  6. Dormir (con tiburones)- Tengo que decir que nunca he buscado alojamiento en Sevilla. O he vivido aquí o me he quedado en casa de amigos, así que para dormir os dejo la propuesta del recién inaugurado Acuario, que ofrece la posibilidad de quedarse a dormir para realizar una visita guiada y unas actividades especiales relacionadas con sus huéspedes más grandes, los tiburones.

Recomendaciones-

  • El fin de semana suele haber colas importantes para el Alcázar y la Catedral, pero se pueden sacar las entradas sin colas en la web.
  • Las tarjetas del paro y de estudiantes abaratan las entradas de monumentos y atracciones. En concreto, el Alcázar tiene entrada reducida para estudiantes menores de 25 y jubilados, y la Catedral es gratis para parados. Además, existe la posibilidad de obtener descuentos combinando las entradas, por ejemplo, presentando la entrada de la Casa de la Ciencia en el Acuario.
  • Mejor sin coche. El tráfico suele ser caótico y aparcar directamente imposible. Los autobuses urbanos solo pueden llevar un carro de bebé o una silla de ruedas a la vez (aunque a veces hacen la vista gorda), lo que puede dificultar el acceso si tu carro no se pliega, o directamente lo impiden si llevas un carro gemelar. Sin embargo, la ciudad es manejable a pie y los taxis no son nada caros.
  • Sevilla cuenta con una amplia oferta cultural. Exposiciones, mercadillos, conciertos, ferias… Antes de viajar puedes saber qué  pasará consultando la web de Sevilla ON o leyendo el Yuzin en Issu. Para este enero, la agenda familiar de Sevilla para está disponible aquí.

¿Al principio del pos dije que empezaba por lo fácil? ¡Uf! Lo retiro. Termino con la sensación de dejarme miles de cosas en el tintero, pues Sevilla da para cientos de entradas, visitas, versiones. Así que os invito a dejar aquí vuestras sugerencias, sobre Sevilla y sobre vuestros lugares preferidos para este mes de enero.

Anuncios

3 Respuestas a “Sugerencias viajeras: Enero, Sevilla.

  1. Pingback: Un clasico: El topo que quería saber quién se había hecho aquello en su cabeza. | Mundo Pequeñino·

  2. Me ha encantado encontrarme con tu blog y ni te cuento la ilusión que me ha hecho leer que recomiendas mis paseos. Por cierto ¿tienes facebook? me gustaría hacerme seguidora tuya. Un beso. Montse Cruces.

    • Qué bien, Montse, me alegro de que te haya gustado. A mí me encanta tu blog, es genial, y además, nos inspira para hacer planes cada fin de semana 😉
      No tengo fb, solo twitter: @MundoPequenhino.
      Nos leemos por ahí!! Un beso,
      María

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s