Sugerencias viajeras: Abril, Oxford.

Alice_05a-1116x1492Seguir los pasos del Conejo Blanco, pasear entre los Ents o darse una vuelta por el comedor de Hogwarts son algunos de los alicientes de nuestro destino de un mes librero y literario como abril: Oxford, probablemente la ciudad universitaria más famosa del mundo y uno de los rincones con más encanto de Inglaterra.

Qué ver-

  1. Museos: En Oxford hay dos museos que merecen una visita, el Museo Universitario de Historia Natural y el Ashmolean. Quizás porque fue el primero que vi en mi vida, me encantó este pequeño pero completo Museo de Historia Natural, con zonas interactivas y expositores donde los niños pueden tocar. Cuenta también con una cafetería family-friendly, con sus tronas, menú infantil, etc. El Ashmolean Museum es un museo de arte y arqueología, el primer museo público del mundo, y tiene programas de actividades para familias. Además, si quieres saber más de la ciudad, no puedes perderte el Museo de Oxford.
  2. Parques y jardines: Como buena ciudad inglesa, los espacios verdes están muy presentes en Oxford, y cuando el tiempo lo permite, se convierten en auténticos ejes del ocio ciudadano. El Jardín Botánico de la Universidad de Oxford, con varios invernaderos y distintos tipos de jardines, es un lugar increíble si lo tuyo son las plantas, mientras que los parques que rodean los colleges o las orillas de los canales son perfectos para disfrutar de un pícnic si el tiempo lo permite.
  3. Colleges- Oxford tiene 38 colleges, de los cuales es posible visitar la mayoría (y encontrar cosas muy interesantes). Seguramente a los niños -y no tan niños- les encantarán los enormes comedores que parecen sacados de las películas de Harry Potter (el de Christ Church aparece realmente en la saga), o el parque con ciervos del Magdalen College, que inspiró las Crónicas de Narnia de CS Lewis. Cada uno tiene sus horarios, precios, sus propias visitas guiadas y eventos, etc. Por eso, lo mejor es informarse en la web de la universidad. Una forma especial de conocerlos es alojarse en uno de ellos, algo que puede hacerse en la mayoría de las universidades inglesas.
  4. Oxford Castle– El castillo de Oxford se remonta hasta el siglo XII, y a lo largo de su historia ha ido evolucionando y pasando por distintos usos. Entre 1888 y 1996 fue la Prisión de Su Majestad en Oxford, y desde entonces se ha recuperado y se ha convertido en un espacio de moda, para el ocio y el turismo: pubs, restaurantes, actuaciones, una galería de arte y hasta un hotel que ha transformado las antiguas celdas en habitaciones de lujo. Además, es posible hacer una visita al castillo a través de su historia, leyendas y secretos con Oxford-Castle Unlocked, visitas guiadas desde las mazmorras hasta lo más alto de la torre (pero si vas con menores de cinco, no pueden subir). Junto a las visitas tradicionales, es posible participar en otro tipo de eventos y juegos, como su Jailbreak (a partir de 10 años) o la ruta tras los pasos de los fantasmas de la ciudad, con ese concepto tan inglés -y tan divertido- del miedo. 
  5. Blenheim Palace– Esta “residencia campestre” situada en Woodstock es un lugar único por su arquitectura, Patrimonio de la Humanidad y con unos jardines increíbles, suele acoger las mejores exposiciones que tienen lugar en la zona, por lo que merece una visita si vas a estar varios días en la ciudad. Además, en Blenheim Palace se celebran eventos de todo tipo,desde exposiciones florales a justas medievales. El palacio también cuenta con un enorme parque en el que es posible hasta pescar.

Qué hacer-

  1. Un paseo por los canales- Oxford se articula en torno al río Isis (el nombre que recibe el Támesis allí) y sus canales, que se pueden recorrer en barco, alquilando un punt (barcos que se conducen con pértiga, como una góndola), o simplemente disfrutar paseando por sus orillas. En la web de Cherwell Boathouse se puede encontrar información para alquilar un punt o organizar un pícnic con encanto en la orilla, y en Salter’s Steamboat los paseos en barco se pueden combinar con las entradas al castillo y una visita a alguna universidad.
  2. Visitas temáticas– En Oxford hay multitud de empresas y opciones para contratar visitas temáticas: a pie, en bici, en bus turístico; tras los pasos de Alicia, de Tolkien, de Harry Potter, de los fantasmas ilustres o los grandes literatos, políticos o científicos que salieron de los colleges. Si ninguna de estas opciones te convence, puedes limitarte a pasear por el centro de la ciudad mirando a las alturas para descubrir cada una de sus muchas gárgolas.
  3. Música– Si la compañía lo permite, pásate por The Jericho  y disfruta de unas pintas. Con suerte, puede que los próximos Radiohead estén debutando allí. y si no, puedes llevar a los niños a ver a Nick Cope, que propone un concepto de música infantil diferente y muy divertido.
  4. Comer- En el Mercado Cubierto, abierto desde el siglo XVIII, es posible disfrutar de la mezcla de un mercado tradicional con diferentes tiendas y variedad de sitios para comer, y en el blog de Oxford Mommy puedes encontrar reseñas de un montón de sitios chulos para comer en Oxford, cuidadosamente testados y calificados en función de las facilidades para ir con un bebé. De sus sugerencias me quedo con Bill’s para una merienda o similar y con Giraffe porque es una cadena chulísima, especialmente pensada para niños. Sin embargo, a mí me encanta la comida de pub, especialmente el Sunday Breakfast (pero a nuestra hora de comer ;)) y un sitio único para probarla es el famoso The Eagle and Child, donde se puede comer comida tradicional inglesa, como las típicas salchichas de Oxford.240px-The_Eagle_and_Child
  5. Comprar- Si buscas libros, es imprescindible pasar por Blackwell’s, aunque en Barefootbooks los más pequeños se encontrarán en su salsa. The Old Sheep Shop es la tienda dedicada a Alicia; en Sanders of Oxford pueden encontrarse mapas e impresiones y grabados curiosos, y para comprar -o curioresar- lo último en arte y diseño británico, debes ir a The Old Fire Station. Por último, si no quieres irte de Oxford sin un par de sus clásicos zapatos, tienes que pasar por Ducker and Son.

  Estas son mis ideas y recomendaciones sobre Oxford. Y tú, ¿Qué propones?

** Mis fotos de Oxford son de la Prehistoria digital, por eso todas las de esta entrada han salido de Wikipedia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s