Beneficios de los juguetes y el desarrollo del cerebro en los niños

Los padres se han dado cuenta de que desde el desarrollo de los medios de comunicación social y la espera de un hijo, ha dado a los padres más pensamiento sobre los beneficios del aprendizaje de los juguetes en lo que respecta al desarrollo del cerebro de sus hijos. Los padres deben considerar buscar juguetes de desarrollo cerebral, juguetes de desarrollo infantil, juguetes de desarrollo en general para niños de todas las edades, juguetes interactivos si son padres de niños pequeños, juguetes de aprendizaje del bebé y los mejores juguetes de desarrollo para bebés.

Esto puede sonar abrumador, pero con el clic de tus padres ratones, puedes empezar a investigar inmediatamente para seguir estimulando a los niños que tienes, o estimulando el desarrollo cerebral del nuevo niño que estás esperando. Los padres nunca pueden empezar muy jóvenes, y las investigaciones han sugerido que los padres deben comenzar a comunicarse con sus hijos durante el primer trimestre. El primer trimestre es importante porque es cuando el bebé desarrolla la audición y el cerebro.

Aprendizaje

Todos los padres saben que el juego es bueno para los niños, el problema es que aprender algo nuevo utilizando la estimulación cerebral no es una forma de juego para muchos padres y niños. Los padres deben repensar este tema porque definitivamente hay toneladas de beneficios que los niños obtienen al jugar.

Muchas personas sienten que el término aprendizaje significa adquirir una nueva habilidad para sus bebés, niños pequeños y niños. Asocian el alfabeto, los números y otras materias como un dispositivo de aprendizaje. En realidad, los padres pueden convertir esta herramienta en una forma única de jugar. Los estudios indican a los padres que jugar es similar a aprender. Jugar es algo divertido e importante para el desarrollo cerebral de sus hijos y les ayuda a crecer.

Jugar Beneficios

Jugar es muy importante porque esto es lo que comienza a mejorar el crecimiento del cerebro de su bebé y terminan aprendiendo rápidamente. Esto ayuda a los bebés a medida que crecen en la etapa de crecimiento de su bebé, ya que esto crea el desarrollo de su cerebro en las primeras etapas de la vida. Los padres saben que cualquier tipo de ejercicio cardiovascular crea un corazón más sano, al igual que el juego crea un cerebro más grande. De hecho, jugar es un ejercicio para el cerebro en niños de todas las edades.

Intelecto, aprendizaje, memoria

Cuando usted estimula a su bebé, su corteza cerebral es lo que le da la capacidad de aprender rápidamente y desarrollar su memoria. Los padres que introducen juguetes a sus hijos a una edad temprana, ayudan a su hijo a crear un coeficiente intelectual más alto alrededor de la edad de tres años, y de nuevo alrededor de la edad de cuatro años y medio. Jugar también ayuda al desarrollo cognitivo del niño y le permite mejorar. Es por eso que jugar y aprender estimula el cerebro, lo cual es un gran beneficio que proviene del juego.

Juego e imaginación

Todos los padres recuerdan jugar solos a veces si eran sólo niños o si estaban solos en casa con mamá y papá. Es entonces cuando la imaginación entra en juego desde el principio del pensamiento creativo. Mamá y papá probablemente han enseñado a sus hijos a usar su imaginación. Esto comienza jugando con ellos y enseñándoles cómo interactuar con sus juguetes.

Hay muchas actividades diferentes para trabajar con sus hijos. Hay recetas para hacer goop, masa de sal y otros artículos en los que sus hijos pueden usar sus habilidades creativas. Los niños expuestos a proyectos de artesanía en lugar de juegos estructurados son mucho más creativos en sus talentos y habilidades.

Pretender también es importante porque esta habilidad enseña a los niños a mejorar cuando se trata de habilidades de pensamiento creativo y crítico. Hay una asociación con el juego de pretender y ser creativo cuando se trata del desarrollo cerebral de su hijo. Es entonces cuando la imaginación entra en juego y los niños empiezan a jugar. Muchos adolescentes y adultos que son muy creativos, tenían algún tipo de amigo imaginario cuando eran pequeños.

El vínculo del cerebro con habilidades importantes

Un niño pequeño tiene que aprender los fundamentos de la comunicación, hablar correctamente, entender el lenguaje y las habilidades de percepción visual. Los padres que introducen el juego temprano a su hijo ayudarán a su bebé a aprender a comunicarse más rápido. Un ejemplo de esto es cuando su bebé intenta querer jugar con sus padres. Luego, los padres hablan con su bebé y le dicen el nombre de cada juguete. Este tipo de comunicación ayuda a los bebés a adquirir habilidades de desarrollo del lenguaje más fácilmente que un bebé que no es estimulado por el juego a una edad temprana.

Cuando los niños comienzan el kindergarten, el juego de pretender es extremadamente importante porque se ha descubierto que el juego de pretender hace avanzar el cerebro del niño mientras aprende a leer, hablar y escribir. Jugar a fingir es especialmente importante porque el vocabulario de su hijo mejorará mucho. Los niños aprenden jugando con otros de su edad escuchando. La interacción social entre los niños les ayuda a resolver problemas.

Además, cuando los niños juegan con bloques o juguetes similares, así es como aprenden habilidades de percepción visual. Esto es importante porque a los niños les va mejor cuando se trata de diferentes tipos de habilidades de aprendizaje.

Impulsos y control

Los padres deben darse cuenta de que cuando sus hijos aprenden autocontrol, esta es una de las habilidades más importantes que deben aprender antes de comenzar la escuela. Esto es cuando usted le enseña a sus hijos a tener paciencia, como esperar en la fila por su turno, compartir y no sacar juguetes de otros niños, y la importancia de no usar sus emociones como un arma para los maestros de la escuela u otros miembros del personal. La atención positiva es mejor que la atención negativa, y los padres tienen que enseñar a sus hijos esto para que crezcan y ganen confianza.

Los estudios han demostrado que cuando un niño experimenta un problema negativo mientras finge, el niño con más experiencia en juegos de simulación tiene más control sobre sus emociones. Además, el fingir está igualmente relacionado con el control de sus emociones. La regulación de las emociones en los niños es importante para el éxito en la escuela. El autocontrol de sus emociones también puede tener éxito en las habilidades sociales de su hijo. Los niños en edad preescolar que tienen un mejor control emocional son muy queridos y extremadamente competentes en un ambiente social.

Los niños juguetones son más felices

Afrontémoslo, el juego les da a los niños la oportunidad de perfeccionar sus habilidades de interacción social. Los niños que aprenden a jugar juntos aprenden reglas, cooperan, siguen las reglas, tienen control sobre sus emociones y generalmente se llevan bien con todos. Cuanto más usan los niños su imaginación, más predecibles se vuelven sus habilidades sociales, junto con su popularidad, habilidades de liderazgo y comportamientos positivos.

Los niños que juegan son mucho más felices, bien adaptados, cooperan y son generalmente más populares que los que no han jugado lo suficiente. Las actividades lúdicas sin estructura son importantes porque así es como aprenden a desarrollar las habilidades sociales adecuadas. Los padres pueden enseñar a sus hijos durante los juegos de simulación sobre la resolución de problemas para que desarrollen mejores habilidades sociales.

Beneficios de salud

Los padres ahora saben que el juego ayuda a los niños a aprender a controlar sus emociones. Esto le enseña a su hijo cómo ser resistente y también es importante para su salud conductual a medida que madura hasta la edad adulta. El juego enseña la conciencia física que juega un papel importante en la salud física de su hijo, les enseña sobre sus habilidades motoras, les enseña fuerza y resistencia.

Lecciones de vida de Play for Brain Development

El juego es el comienzo del desarrollo de las habilidades motoras y de la inteligencia cognitiva del niño que le ayuda a enfrentarse a tareas y problemas de mayor envergadura a medida que madura. El juego de roles de un problema en la vida también ayuda a un niño a luchar contra sus problemas al usar sus propias habilidades para resolverlos.

El juego es otra manera para que los niños practiquen sus habilidades y posibles roles sociales futuros en la seguridad de su propio entorno . A largo plazo, el juego también ayuda a los niños con diferentes perspectivas y les enseña a pensar de manera abstracta.

Jugar crea relaciones más fuertes

Jugar es una gran manera para que los padres se tomen el tiempo y se relacionen con sus hijos. El comienzo de juegos pequeños como “¿Qué tan grande eres?”, pastel de carne o mirar a hurtadillas, les hace reír y sonreír y tiene un efecto positivo en los niños pequeños. Este tipo de interacción con su hijo, incluso si son 20 minutos, unas cuantas veces al día, ayuda a su hijo a experimentar experiencias positivas en la vida empezando por sus padres. Estas experiencias positivas son un factor que contribuye enormemente al desarrollo del cerebro. Sus hijos van a recordar los felices recuerdos de jugar con sus padres a medida que crecen y se convierten en adultos.

Deja un comentario