Cómo nutrir el desarrollo social y emocional de su hijo

La crianza de los hijos puede ser una tarea difícil cuando se trata de la intrincada red de patrones que fluyen a través de la mente de su hijo. Hay muchas cosas en las que pensar cuando te conviertas en padre y, por supuesto, tienes sueños de que tu hijo tenga éxito en la vida. La mejor manera de ver esto es empezar a nutrir el desarrollo social y emocional de su hijo, para que se convierta en un niño sano y bien balanceado que crezca y se convierta en un adulto bien balanceado.

Los padres tienen que recordar que alguien nutrió su desarrollo social y emocional y este es un paso crítico para que ustedes como padres hagan lo mismo. Puede que no estés de acuerdo con todas las técnicas que usaron tus padres, pero puedes aprender a usar lo que te gusta y lo que no te gustó cuando creciste y llegaste a la edad adulta. Este es un proceso que comienza desde el nacimiento y los padres construyen a medida que sus hijos crecen.

Los años más difíciles son los de la preadolescencia porque necesitan más cuidados que nunca para desarrollar sus habilidades sociales y emocionales. Tienen que saber que tienen que controlar sus emociones en la escuela y en público. Estos son también los años en los que la socialización es muy importante en sus vidas.

Los niños nacen con el deseo de establecer una relación con las personas importantes que los rodean. Se enseña a los maestros y a los diversos cuidadores a desarrollar relaciones positivas con los niños desde el momento en que nacen y durante los primeros años de vida de los niños. Estos cuidadores y maestros valoran la diversidad de culturas e idiomas, y los niños se sienten seguros y protegidos.

Esto es lo que sienta las bases para un desarrollo social y emocional saludable. Este es el proceso que afecta la manera en que los niños ven el mundo, aprenden a expresarse, aprenden a manejar sus emociones y aprenden a manejar relaciones positivas con los demás.  

El desarrollo social y emocional de los niños incluye una variedad de áreas que están interrelacionadas. Esto incluye la interacción social, ser consciente de sus emociones y saber cómo controlarlas.

Interacción social

La interacción social se trata principalmente de las relaciones que las personas comparten con los demás. Esto incluye las relaciones con adultos y compañeros. A medida que pasa el tiempo y los niños se desarrollan socialmente, es entonces cuando aprenden a tomar su turno, ayudar a sus amigos, jugar bien juntos y cooperar con los demás.

Conciencia emocional

Esta es una manera en que el niño puede empezar a reconocer y entender sus propios sentimientos y acciones y los sentimientos y acciones de otras personas también. Esto les ayuda a entender cómo sus propios sentimientos pueden afectarse a sí mismos y a otras personas.

Autorregulación

La autorregulación es la capacidad del niño para compartir sus pensamientos, sentimientos y tratar de controlar sus comportamientos de una manera socialmente apropiada. Es importante enseñarle a su hijo a no ser imprudente al expresar sus acciones y a tomar buenas decisiones. Además, deben ser capaces de calmarse si están enojados o demasiado excitados.

Cuando un niño es persistente en tareas difíciles, este es un ejemplo de autorregulación o más fácilmente conocido como autocontrol. Los niños que tienen maestros y cuidadores de la primera infancia son muy importantes para desempeñar un papel en el desarrollo social y emocional de los niños. Este papel puede ser gratificante y desafiante.

Esto es crítico para dar a los niños el apoyo para aprender sobre las expectativas realistas del desarrollo del niño durante las diferentes edades. Un ejemplo sería tener una expectativa realista de que un niño pequeño aprenda a tomar turnos y cuán fácil puede o no puede ser. Otro ejemplo es el de un niño que es capaz de expresar emociones, lo que ocurre muy temprano.

Cuando el niño llega a la edad de poder seguir diferentes direcciones, esto le ayuda a sentirse más exitoso y menos frustrado. Esto también se aplica a los maestros, cuidadores y otros ayudantes involucrados. La investigación también dice que un niño que proviene de una base emocional y amorosa fuerte en sus primeros años de vida, puede impactarlo poderosamente en el desarrollo de sus actitudes, comportamiento, logros académicos, metas profesionales y el resultado de su vida adulta.

Saber que cada niño es diferente

Todos los niños vienen con un conjunto único de experiencias, habilidades y necesidades. Los niños también provienen de familias diversas y de comunidades diferentes, por lo que traen consigo una riqueza de fortalezas y perspectivas culturales y lingüísticas. También vienen con diferentes necesidades de aprendizaje y los enfoques de esas necesidades.

Un ejemplo de esto es que un niño puede tener una necesidad especial, problemas de desarrollo o discapacidades, mientras que otro puede tener estrés y mucha ansiedad proveniente de su entorno familiar debido a un trauma, abuso o negligencia. Es importante que los maestros estén bien sintonizados y conscientes de las necesidades específicas de cada niño y de dónde se encuentran en el proceso de desarrollo. De esta manera, el profesor puede ajustar sus cuidados, el entorno y sus actividades diarias.

Los maestros y cuidadores podrían tener que manejar las expectativas que los padres tienen sobre el comportamiento y el proceso de aprendizaje de cada niño y permanecer sensibles a sus necesidades individuales. Además, es posible que tengan que obtener apoyo adicional para ayudar al niño a crecer.

La pieza crítica más importante para la socialización de los niños y la conciencia emocional es que el personal esté conectado con sus familias. Esto es lo que apoya el desarrollo positivo de todos los niños. Cuando los maestros y cuidadores se conectan con las familias para hablar sobre el progreso de su hijo, esto beneficia a todos, especialmente a los niños.

Esta es la razón por la cual los programas de infancia temprana son importantes porque los proveedores deben ser capaces de idear oportunidades consistentes durante el año para trabajar en equipo en las metas compartidas de aprendizaje y desarrollo del niño y para repasar el progreso de estas metas. El trabajo de los proveedores es establecer horarios y determinar la mejor manera de comunicarse con las familias de los niños.

Esto puede ser por teléfono, correo electrónico, texto o notas que comparten diferentes actualizaciones durante el año escolar. Los maestros también pueden crear diferentes oportunidades para que los familiares visiten o se ofrezcan como voluntarios en el programa de maneras que sean cómodas para los padres.

Cuando un niño está constantemente luchando con un comportamiento desafiante, acérquese a la familia del niño tan pronto como sea posible para tratar de resolver el problema. También se pueden incluir expertos adicionales como terapeutas conductuales en la comunidad.

Trabajar con bebés

Es importante que los niños se sientan seguros desde el momento en que llegan al mundo y esto incluye amor y seguridad. Esto es lo que los inicia en la formación de una base fuerte, social y emocional. Aquí hay algunos ejemplos de lo que usted puede hacer por su bebé.

Hablar, leer y cantar

Los bebés aprenden observando e interactuando con los miembros de la familia que los rodean. Esto es lo que los hace sentir especiales son estas simples interacciones. Además, también se sienten seguros y queridos y esto es lo que apoya su desarrollo temprano.

Proveer Amor y Cuidado Consistente

Los padres deben sonreír, reír y abrazar a sus hijos tanto como puedan diariamente. Tómese su tiempo y vea lo que están tratando de decirle estudiando sus señales. ¿Necesitan un cambio de pañal o atención? ¿Tienen hambre o necesitan que los abracen? Usted puede satisfacer sus necesidades observando sus señales de manera consistente y sensible.

Tener una rutina predecible

Cuando su bebé sabe qué esperar diariamente, se siente seguro y más seguro. Es importante seguir las mismas rutinas y actividades todos los días, como las horas regulares de alimentación, la hora de la siesta o la lectura de libros juntos antes de ir a casa con los padres si están en una guardería o con un proveedor.

Tómese su tiempo para conocer a cada niño

Trate de ver qué es lo que le interesa a cada niño y cómo se siente. ¿Hay ciertas actividades que disfrutan? Si usted sigue su ejemplo, esto le ayudará a usted, como padres y cuidadores, a saber cómo responder y planificar actividades en torno a lo que les interesa, lo que hace que estén ansiosos por estar con usted y aprender cosas nuevas.

Apoye el desarrollo de habilidades sociales de su hijo

Estas habilidades son la clave para el aprendizaje permanente, la felicidad y el éxito. La infancia es el momento en que los niños comienzan a aprender habilidades sociales.

Jugar a juegos sociales

Los padres pueden empezar por jugar a espiar y turnarse para arrullar de un lado a otro. Así es como los bebés comienzan a aprender la idea de turnarse. Esta es una herramienta importante para desarrollar habilidades sociales más adelante en la vida.

Ser un modelo emocional

Los bebés comienzan a observar a sus padres a una edad muy temprana. Los padres deben responder con amabilidad, responder con calma a las situaciones y expresar alegría porque esta es la clave que les ayuda a aprender a comportarse y qué esperar de sus futuras relaciones en la vida.

Imita las expresiones y sonidos faciales de su hijo

La imitación es una habilidad muy importante para sentar las bases para aprender a interactuar con los demás. Esto es crucial para el desarrollo emocional y social en la primera infancia.

Enséñeles a reconocer y expresar sus emociones

Los padres tienen que permitir y animar a sus hijos a expresar cómo se sienten, ya sea positiva o negativamente. Esto es lo que apoya su desarrollo socio-emocional. Las familias expresan sus emociones de muchas maneras diferentes dependiendo de sus antecedentes culturales y es importante entender estos diferentes valores si difieren de la norma.

  • Hable acerca de lo que usted piensa que está sintiendo un bebé a su cuidado. Si les preguntas “¿por qué se ven tan tristes?” También puedes decirles “¡Arreglemos este problema!” Esto le muestra al niño que usted está consciente de sus sentimientos y les está prestando atención. Esto también les muestra que usted quiere estar ahí para ellos.
  • Enséñele a un bebé en su cuidado a calmarse a sí mismo y a elogiar su comportamiento cuando esté contento. Está bien si se chupan el dedo o el puño porque chupar ayuda a los bebés a calmarse a sí mismos y es el primer paso para ellos en cómo manejar sus emociones.
  • Aprenda a leer sus estados de ánimo si están bajo su cuidado. Los bebés empiezan a sentir un montón de emociones muy jóvenes. Por eso es importante que los padres presten atención a lo que el comportamiento de su bebé les está diciendo. Esto le ayudará a sentirse más seguro cuando se trata de usar la respuesta correcta.
  • ¿Su bebé la está mirando tranquilamente o les está sonriendo a ambos? Esto significa que él está listo para obtener una reacción, ¡así que sonríe! También puedes hablar, cantar e interactuar de varias maneras con ellos.
  • ¿Su bebé está llorando o retorciéndose? Pueden estar mirando hacia otro lado o respirando pesadamente. Esto indica que están abrumados, así que reduzca la interacción y use su voz suave. Puedes cargarlos y balancearte de un lado a otro para consolarlos. También puede abrazarlos o usar pañales.

Crear un entorno predecible y propicio

Los padres que organizan un ambiente físico y emocional acogedor y bien formado ayudan a sus hijos a sentirse muy seguros. Esto les ayuda a fomentar el aprendizaje, el juego y la exploración. Es importante crear una relación positiva consigo mismo y con los niños que están bajo su cuidado.

Si usted está observando a los niños, entonces asegúrese de saludar a todos los que entran a su casa de manera agradable y mírelos directamente a los ojos. También, mencione sus nombres cuando lleguen.

Haga uno a uno durante el día con cada niño, aunque sea un abrazo rápido, una sonrisa o una linda palabra de elogio. Los niños pequeños también reciben señales de los cuidadores, y su actitud positiva con estos lindos niños pequeños puede ayudar mucho a que el niño se sienta seguro y a salvo.

Usar libros y juguetes apropiados para la edad

A los niños pequeños les encanta explorar el entorno en el que se encuentran. Es importante crear un espacio para que tengan acceso seguro a juguetes apropiados que sean adecuados para la edad y que puedan seguir su camino y explorar de forma independiente.

Las rutinas son importantes

Asegúrese de que todas sus rutinas sean predecibles para que sepan qué esperar a diario para sentirse seguros y protegidos y así tener una sensación de control. Usted puede poner un horario visual diario para que los niños lo vean y se refieran a su horario durante el día.

Incluya a los niños al mirar lo que viene después en el horario si han completado algunas tareas. Si usted cambia la rutina, recuerde decirle a los niños para que sepan que algo será diferente.

Ver Cómo reacciona cada niño a su entorno

Cada niño va a responder de una manera diferente a las otras personas a su alrededor. ¿Tiene que notar si alguna estimulación es demasiado para ciertos niños? ¿Notas que se están aburriendo? ¿Necesitan más tiempo de juego y atención? Existe la cantidad adecuada de tiempo de aprendizaje, juego, abrazos y descanso, que puede ayudar a estos niños pequeños a sentirse seguros, protegidos, interesados y disfrutando de sus actividades.

Crear una celebración de culturas

Se debe alentar a las familias a incluir juguetes, libros, cuentos y canciones que sean indicativos de sus antecedentes culturales. Esto ayuda a fortalecer la conexión con las familias porque están ayudando a sus hijos con la autoestima y el sentido de apreciación de su propia cultura y los están iniciando a una edad temprana.

La importancia de apoyar a los niños en lo que respecta a las habilidades sociales

Los niños pequeños siempre continuarán perfeccionando sus habilidades sociales interactuando con los padres y las personas que los cuidan. Así es como comienzan a desarrollar una relación con sus compañeros.

Es importante que los padres tengan expectativas realistas con respecto al comportamiento de su niño pequeño.  Esto es importante para que los padres entiendan cómo pueden apoyar mejor el desarrollo social de su hijo.

Reconocer las emociones y hablar de ellas

Es una buena idea crear un ambiente seguro y abierto para que los niños pequeños noten y expresen los diferentes sentimientos que tienen para apoyar el desarrollo saludable y emocional.

  • No tenga miedo de hablar de las emociones porque esto puede ayudar a los niños pequeños a comprenderse a sí mismos y a los sentimientos de los demás. Encuentre la oportunidad de hablar e identificar emociones reales y de juego. Es por eso que el tiempo de cuentos es bueno porque es una buena oportunidad para hablar sobre la conexión entre los comportamientos y las emociones. Una buena manera de abordar esto es hablar de por qué los animales huyen tan rápido de los niños? Es porque el animal se siente asustado.

Ofrecerles opciones

No tenga miedo de dejar que los niños seleccionen actividades que les gusten, incluyendo juguetes y bocadillos. Si los niños aún no pueden expresar sus emociones y elecciones, utilice otras formas de comunicación, como señalar ciertos objetos o imágenes.

También puede firmar por ellos si tienen problemas de audición. Cuando los niños pueden tomar sus propias decisiones, sienten que se les escucha y que tienen algo de control.

Enséñales a compartir y a tomar turnos

Esta es la edad en la que los niños pequeños aprenden a compartir y a tomar turnos. Esta es una tarea difícil y toma tiempo y práctica para que aprendan.

Si usted está tomando bocadillos, reparta dos tipos diferentes de bocadillos para cada niño y déjelos escoger un bocadillo para guardar y otro para compartir.

Fomentar las primeras amistades

Los niños pequeños disfrutan jugando al lado de los niños en lugar de con sus compañeros. La ayuda de los adultos es importante para que aprendan a jugar en paralelo porque esto les da a los niños la oportunidad de trabajar en compartir, turnarse, resolver problemas y aprender la alegría de la amistad.

Hablar de emociones

Es una buena idea crear un ambiente abierto que sea seguro para que los niños pequeños entiendan y aprendan a expresar la multitud de sentimientos que tienen para ayudar a mantener un ambiente saludable para ellos.

Es importante identificar y hablar sobre las emociones de un niño pequeño porque esto les ayuda a entender sus propias emociones y los sentimientos de sus amigos. Busque maneras de ayudarlos a identificar emociones reales y de juego. Es importante leerles historias que incluyan las emociones del personaje en el libro para que entiendan por qué uno estaba triste y cómo resolvieron los problemas.

Los padres son los únicos modelos reales para los niños, así que es importante modelar cómo usar las palabras apropiadamente y usar otras estrategias para comunicarse sobre las diferentes emociones.

Anime a los niños pequeños a describir sus emociones

Los padres pueden usar imágenes de las emociones y etiquetarlas para sus hijos. También puede ayudar a los niños pequeños a poner sus sentimientos en palabras y hablar sobre por qué se sienten de esta manera. Los padres siempre pueden preguntar a sus hijos por qué se sienten tan tristes. A veces es tan simple como que la abuela se vaya y los niños pequeños se sienten seguros con sus abuelos.

Usar Comfort and Reassurance

Dígale a sus hijos que está bien tener sentimientos más fuertes a veces, como sentirse enojado o frustrado, y que usted siempre está cerca para ayudarles a manejar y controlar sus sentimientos.

Enséñeles a controlar y manejar sus emociones

Puedes empezar a mostrarles cómo manejar sus emociones. Cada niño es único y un niño puede querer un abrazo mientras que otro puede necesitar algún tiempo de inactividad con su peluche o manta favorita. También es posible que necesiten respirar profundamente si están sobreestimulados o necesitan calmarse.

Mirar las emociones desde el punto de vista de un niño pequeño

  • Nos sentimos seguros cuando podemos confiar en que nuestros padres satisfacen nuestras necesidades todo el tiempo y de una manera consistente y el amor es recibido con calidez y amor diariamente
  • .

  • Nos sentimos seguros cuando usted se toma el tiempo para elogiarnos por intentarlo y seguir alentándonos a intentarlo cuando aprendemos algo nuevo
  • Sentimos que estás escuchando cuando nos miras a los ojos, sintonizas con nuestros patrones de pensamiento, sentimientos y reconoces las cosas que señalamos o miramos en el mundo.
  • Nos sentimos seguros cuando sabemos qué esperar durante el día y cuando nos acurrucamos para hablar, relacionarnos, leer, cantar y tocar juntos.
  • Nos sentimos felices cuando juegas con nosotros y hacemos actividades divertidas, reímos y nos comportamos tontamente juntos, y compartimos historias divertidas
  • Nos sentimos amados cuando usted cuida de todas nuestras necesidades, nos abraza fuertemente, nos habla suavemente y nos muestra cuidado y paciencia.

Todos los días los niños bajo su cuidado se sienten seguros, protegidos y muy queridos. Los padres y cuidadores ayudan a sentar las bases para el desarrollo saludable, feliz, social y emocional de los niños. Esto es lo que ayuda a apoyarlos para que se conviertan en personas más felices y tengan éxito en la escuela y en la vida.

Deja un comentario