Los Beneficios de Debatir en el Aula

Todos los niños que asisten a la escuela quieren ser desafiados, no sólo por los deberes, sino también por los acontecimientos actuales, los acontecimientos que ocurren en sus comunidades, las discusiones sobre un suceso que ocurrió en su vecindario y sobre el cual tienen preguntas, y también les gusta que se les escuche. Los niños de todas las edades pueden participar en los debates. Esta es una buena manera de presentar sus puntos de vista, trabajar en equipo, aprender a ser competitivos y también a respetar a sus compañeros. A los niños les gusta hablar de muchos temas que les interesan. También disfrutan del hecho de que otras personas los escuchan después de haber trabajado duro en sus presentaciones. Los niños se pueden beneficiar de aprender a hablar en público a una edad temprana porque esto les ayuda a desarrollar su confianza cuando es tiempo de regresar de las vacaciones de verano y entrar al siguiente grado.

La importancia del pensamiento crítico

Los debates son una buena manera de reunir a los estudiantes en el aula. Cuando los niños aprenden a debatir, aprenden cosas nuevas que les pueden ayudar a sobresalir en la vida. Aprenden a tener un pensamiento crítico y a presentar sus opiniones. Cuando los niños debaten en el aula, esto también les ayuda a organizar sus pensamientos y a elegir sus palabras antes de hablar. Esta es una buena manera de animar a los estudiantes a usar sus habilidades de pensamiento profundo. Muchas personas, desafortunadamente, no son pensadores profundos, hacen lo que tienen que hacer para salir adelante en la vida. O nunca aprendieron a usar las habilidades de pensamiento crítico, o no entendieron lo que se les estaba enseñando. Por eso es importante que los padres ayuden a sus hijos a aprender a organizar sus pensamientos y a racionalizar el significado de los temas que tienen que presentar.

Los niños también tienen que aprender que hay reglas cuando debaten. No debería haber ninguna discusión, pero la asertividad es siempre una buena manera de presentar. Los niños también tienen que acordarse de mantener la calma pero mantenerse firmes si realmente creen en los hechos sobre el tema que están debatiendo. Un buen maestro también ha animado a todos los niños a participar en el debate que el maestro está planeando. De esta manera se incluirá a toda la clase y los niños que normalmente no se asocian entre sí desarrollarán un nuevo respeto por sus compañeros.

Cómo ayudar como padre

Los padres y maestros pueden ayudar a los niños a debatir haciéndoles saber que esta es una forma importante de contribuir a las actividades de clase. No hay una respuesta correcta o incorrecta en los debates, pero esto también pondrá a prueba sus habilidades de investigación. El punto es que tienen que transmitir su punto de vista y ver cuáles son las opiniones de la otra parte sobre el debate. Cuanto más contribuyen los niños al comienzo del año escolar, más se sienten cómodos y seguros de sí mismos para seguir aportando más de lo que piensan más tarde. Por eso es importante que los maestros encuentren maneras de incluir a todos los niños para que participen aunque sean más reservados.

Hay buenos debates y debates que pueden salir mal, así que aquí hay algunos pensamientos sobre algunas buenas ideas para el debate. Usted quiere que los estudiantes se sientan cómodos, no quiere que se vuelvan hostiles hacia las opiniones de los demás, incluyendo una serie de puntos y opiniones diferentes que son fáciles de discutir para los niños. Además, usted quiere asegurarse de que los estudiantes se sientan cómodos tomando riesgos cuando eligen sus palabras correctamente.

He aquí algunas razones por las que algunos debates pueden no ser buenos y convertirse en negativos. El profesor no puede conseguir la participación completa de la clase, el profesor no amplió los puntos de vista lo suficiente como para que los estudiantes entiendan lo que se necesita y decidió imitar los pensamientos del profesor durante los debates. Los estudiantes pierden el enfoque y terminan saliéndose del tema porque algo más los distrae y pierden el tiempo en los temas originales para el debate.

El objetivo real para los estudiantes es ser capaces de desarrollar sus habilidades vocales y escritas para una mejor comunicación. También deberían haber aprendido sobre el pensamiento crítico, la investigación, la organización de su debate y cómo presentarlo. Hablar en público también puede ser difícil para algunos estudiantes, así que si debaten, también deben aprender a dominar cualquier temor que tengan sobre el habla y ganar confianza y coraje para querer participar en su clase. La meta de un maestro es ayudar a los estudiantes a desarrollar confianza, especialmente en los estudiantes en riesgo donde los porcentajes de graduación son bajos. Los maestros quieren animar a estos estudiantes y prepararlos para la universidad para que puedan tener éxito y obtener un empleo remunerado.

Dos padres de familias de clase media-alta tienen hijos que no tienen que luchar para ir a la escuela todos los días y hacer sus tareas. Muchos de estos padres no se dan cuenta de que los compañeros de sus hijos pueden ser estudiantes y niños maravillosos, sin embargo, como sus familias no tienen suficientes recursos, tampoco tienen la capacidad de entender la tarea de sus hijos. Por eso es genial que la escuela ofrezca programas adicionales de enriquecimiento para reducir la brecha de graduación de estos estudiantes.

Los estudiantes no tienen que debatir una y otra vez durante su carrera escolar, pero incluso unos pocos debates ayudan a los estudiantes a adquirir nuevas habilidades y les ayudan con sus niveles de rendimiento. Esta es una buena manera para que sus calificaciones suban y les ayuden con aplomo y confianza. Cada estudiante debe tener por lo menos un debate cada semestre durante la escuela secundaria para que sus habilidades de logro académico se desarrollen en un nivel más alto y ayudarlos a prepararse para la universidad. Este ha sido un hecho comprobado que estos debates en la escuela secundaria ayudan a los estudiantes a tener confianza en sí mismos para la universidad y una oportunidad para ellos mismos de tener éxito.

Beneficios del debate

El debate no se trata de discutir, sino de desarrollar un argumento efectivo que ayude a los estudiantes a obtener aprobación y apoyo. Lo último que un profesor quiere es que un estudiante ataque el lado opuesto del debate. El debate también enseñará a los estudiantes sobre la humildad porque a veces no siempre tendrán razón sobre el tema, pero al menos lo intentaron. El debate trata sobre el argumento, incluso si su oponente no está de acuerdo con él. Hay bastante preparación que entra en un debate que incluye el contacto visual, la postura, la confianza y la elección correcta de las palabras. Los argumentos de un debate tienen que tener sentido y ser entendidos por su oponente. Manténgase alerta y no se desvíe del tema, recuerde quién está de su lado y sea amigable. También es importante saber cuando perdiste y te retiraste con gracia.

Muchos grandes pensadores y políticos han debatido durante muchos siglos y han aprendido todas estas habilidades de la misma manera que los estudiantes. Cuando se acercan las elecciones, los oponentes suelen tener tres buenos debates y el que pierde sabe cómo comportarse en público. Esto es importante para que los estudiantes recuerden que si su debate se presenta de manera efectiva, han hecho lo mejor que han podido.

Deja un comentario