Consejos de productividad para las madres que trabajan desde casa

Trabajar desde casa puede parecer lo mejor de ambos mundos para muchas mamás. Usted está ganando el dinero que tanto necesita para pagar las cuentas y otros gastos, sin tener que pagar por la guardería, el viaje al trabajo, o incluso sin tener que soportar el estrés de tener un trabajo fuera de casa. Sin embargo, sin cuidado, el sueño puede convertirse rápidamente en una pesadilla. Muchas mamás que trabajan desde casa se sienten menos productivas, más estresadas y con menos posibilidades de realizar su trabajo, a pesar de que sienten que siempre están en el trabajo. Sin embargo, el problema no es insoluble, y con unos pocos cambios de hábito, usted también puede ser un trabajador a domicilio feliz.

Establecer y mantener un horario

La mayor queja de las mamás que son nuevas en el trabajo desde casa es que se sienten como si estuvieran siempre en el trabajo y siempre en casa al mismo tiempo. Tomar un turno de 24 horas de dos trabajos y empujarlos al mismo espacio y tiempo es suficiente para estresar a cualquiera, pero la culpa empeora las cosas. Usted puede sentir que puede manejar el equilibrio, pero muchas veces es casi imposible. Trabajar desde casa y estar en casa desde el trabajo no tiene por qué estar reñido.

Establezca un horario para cuando quiera trabajar y apéguese a él lo mejor que pueda. Ponga tiempo para almuerzos y descansos y pida ayuda con sus hijos si la necesita durante períodos de trabajo bastante intensos. Usted puede ser capaz de arreglárselas sin ayuda externa la mayor parte del tiempo, pero si usted tiene el informe de fin de mes o algo similar, puede tener sentido conseguir que alguien vigile a los niños mientras usted pasa unas horas enfocado en hacer las cosas con láser.

La otra cara de establecer un horario es asegurarse de que tiene tiempo libre en el trabajo. A menos que estés siempre de guardia, terminar a una hora estándar y dejar claro que vas a atender llamadas y correos electrónicos cuando empieces de nuevo mañana puede darte mucha libertad durante tus horas libres. Recuerda que aunque los correos electrónicos lleguen mientras estás fuera, no tienes que responder a ellos ni siquiera mirarlos. Establezca un sistema para cuando ocurran cosas urgentes con seguridad, pero asegúrese de que la gente sepa lo que es realmente urgente para que no abusen de ese sistema y le quiten tiempo a usted y a su familia cuando en realidad el problema podría haber esperado hasta la mañana.

Desactivar distracciones

Desactivar las notificaciones de cosas sociales mientras se está en el trabajo y de cosas del trabajo mientras se está en la sociedad. Muchos teléfonos celulares tienen la capacidad de restringir ciertas notificaciones durante ciertas horas. Descubra la mejor manera de hacer uso de esta tecnología para su propio beneficio. A algunas madres les resulta útil usar un navegador web diferente mientras trabajan para no tener que iniciar sesión en las redes sociales mientras están en el trabajo, mientras que otras usan complementos del navegador que pueden bloquear la mayoría de las distracciones mientras usted está trabajando.

De nuevo, no olvides hacerlo de nuevo cuando estés fuera del trabajo. Trabajar desde casa se trata de establecer límites, así que apague sus notificaciones de correo electrónico cuando “cierre la sesión” para que su atención esté 100% centrada en su familia.

Planificar con antelación

La belleza de trabajar desde casa es la flexibilidad que usted tiene, así que aproveche para hacer que su vida funcione para usted. Si su hijo tiene una cita con el médico por la mañana a la que tiene que ir, asegúrese de poner una notificación fuera del consultorio en su correo electrónico, pero también hágale saber a su pareja que va a recuperar esas horas más tarde. La comunicación y la planificación pueden ayudar a que todos se sientan como si supieran lo que está sucediendo, y facilitar la sensación de estar incluidos y en la misma página.

Organizarse

La clave para gestionar una lista de tareas que es demasiado grande para escribir en el dorso de la mano siempre ha sido la organización. Si bien es posible que ya tenga rutinas útiles en las que participe para asegurarse de que las cosas se hagan, hay un beneficio en sistematizarlas y ponerlas todas por escrito. ¿Cómo sabes cuándo terminaste de organizar? Cuando alguien puede entrar sin saber nada y ver en qué estás trabajando, cuáles son los siguientes pasos y qué hacer si las cosas salen mal.

La organización en este nivel es típica para las personas que trabajan en oficinas, pero llevársela a casa no sólo para su trabajo sino también para su familia va a hacer su vida más fácil a largo plazo. Si alguna vez ha tenido un día en el que ha sido difícil concentrarse o incluso ha recibido una buena dosis de pesadilla invernal, sabe que tener rutinas y saber dónde está todo le ayudará a mantenerse en el buen camino o incluso entregárselo si necesita un descanso.

Ser organizado significa que tienes un mejor manejo de todas las bolas en el aire y sabes qué hacer cuando las cosas van mal. Tendrá una visión general a vista de pájaro de lo que es urgente, importante y lo que puede o debe delegar. Usted será capaz de asegurarse de que nada se desliza a través de las grietas y que todo está priorizado para que nunca se quede en crisis con más cosas que hacer de las que tiene tiempo para hacerlo.

Tener un planificador y una lista de tareas es un buen comienzo. Los calendarios para el trabajo y el hogar son una gran idea, pero asegúrese de reconciliarlos a menudo para asegurarse de que no tiene doble reserva.

Recuerda siempre el tuyo por qué

Puede ser estresante y maravilloso al mismo tiempo poder trabajar desde casa, pero cuando el caucho llega a la carretera usted puede terminar deseando tener un trabajo fuera del lugar de trabajo. Aunque esa puede ser una solución para muchos, recuerde siempre por qué empezó a trabajar desde su casa, para empezar. Esa razón sigue siendo válida y debería confirmar su decisión de emprender este increíble desafío. Si bien las cosas no siempre son perfectas, siempre debe recordar los beneficios, no sólo los inconvenientes de trabajar en casa. Use sus razones para trabajar en casa como motivación para hacer lo que sea necesario para que funcione para usted.

Deja un comentario