5 alimentos para protegerse de la gripe este otoño

Despiertas tus dolores en todo el cuerpo, tienes fiebre alta y lo que pensabas que era sólo un resfriado es algo mucho, mucho peor. Si alguna vez ha tenido la gripe, está familiarizado con la gravedad de la enfermedad que tiene que ver con un resfriado común o una infección de las vías respiratorias superiores. Los síntomas no sólo son más severos, sino que son más duraderos. La gripe promedio puede durar hasta 2 semanas y eso no incluye si hay otras complicaciones como neumonía o infecciones concurrentes. Evitar la gripe debe ser una prioridad en esta época del año. Incluso si nunca lo has tenido, o si cuando lo hiciste te curaste rápidamente, aún así quieres protegerte para no contagiar a otros o arriesgar tu propia vida.

Los consejos estándar para evitar la gripe incluyen vacunarse contra la gripe y lavarse las manos con regularidad. Aunque estos son buenos consejos, en los últimos años la vacuna contra la gripe y la propagación real del virus han sido un desajuste que ha dejado a muchos desprotegidos. Lavarse las manos con agua tibia durante al menos un minuto unas cuantas veces al día es una buena manera de evitar infecciones de todo tipo, pero no siempre es una ciencia perfecta e incluso si se lava las manos cada vez que está cerca de un fregadero, todavía existe la posibilidad de que se le ocurra algo.

Si está haciendo todo lo que puede, lavándose las manos, limpiando áreas de mucho tráfico como las manijas de las puertas e incluso limpiando el teléfono, hay algunas cosas más que puede agregar a su rutina para ayudar a mejorar su protección contra la gripe.

Una buena nutrición es importante durante todo el año, y durante los meses más fríos, no hay mejor manera de añadir una pequeña dosis de prevención a su vida que a través de su dieta. Hacer algunos cambios o agregar algunos alimentos a su rutina puede ser justo lo que usted necesita para estar libre de la gripe durante el otoño.

1. Aumentar su betacaroteno

El betacaroteno es un precursor de la vitamina A, y cuando usted lo consume su cuerpo lo convertirá en esta asombrosa vitamina. La vitamina A es importante para muchos de los procesos de su cuerpo como la visión y la piel sana, pero durante este artículo, nos estamos centrando en un beneficio poco conocido.

La vitamina A puede ayudar a mantener las membranas mucosas sanas y funcionando con una eficiencia óptima. Puede que no le guste pensar en ello, pero sus membranas mucosas son un sistema de seguridad importante para su cuerpo. Su nariz ayuda a filtrar el aire que respira y puede ayudar a bloquear la entrada de virus en su cuerpo. Las membranas mucosas sanas son la clave para evitar que la gripe, los resfriados y otros virus entren en su cuerpo y se instalen.

El betacaroteno es lo que hace que las verduras tengan pigmentos rojos o anaranjados, por lo que alimentos como las zanahorias y las batatas tienen un alto contenido de betacaroteno y son una gran adición a su menú este otoño. Mientras los come, asegúrese de estar atento a sus otros problemas de salud. Una tasa normal de absorción de betacaroteno en la dieta no suele ser motivo de alarma, pero si está usando suplementos como atajo, debe tener en cuenta que la vitamina A puede interactuar con algunos medicamentos, así que asegúrese de mantener a su médico al tanto de todos los suplementos que esté tomando.

Como bono, una dieta rica en vitamina A podría ayudar a mantener sus habilidades cognitivas agudas, haciéndolo mejor en la resolución de problemas, más creativo, y generalmente sintiéndose un poco más inteligente.

2. Tres hurras por la vitamina C

La vitamina C es importante para la reparación de su cuerpo, la salud de su sistema inmunológico y la salud de su piel, dientes y huesos. También es muy útil para reducir el riesgo de contraer gripe e incluso enfermedades cardíacas.

Si bien es posible que haya escuchado las buenas noticias de que la vitamina C puede ayudarle a combatir la infección o incluso a prevenirla, es posible que no sea consciente de la variedad de alimentos disponibles para obtener esta importante vitamina a bordo para la lucha.

Las naranjas y otras frutas cítricas son obvias, pero muchas personas se pierden la magia de las hojas verdes oscuras que también tienen un alto contenido de vitamina C. Agregar brócoli, espinacas o acelgas a la rotación de su menú puede ser una gran manera de aumentar sus niveles de vitamina C sin quemarse con el jugo de naranja y los tangelos.

3. Cómo consumir vitamina D

El salmón es una gran adición a su lista de alimentos, aumentando la proteína y esos increíbles aceites de pescado que ayudan con la depresión, el sueño, la salud intestinal y más, también es una excelente fuente de vitamina D que puede ayudar a su sistema inmunológico a ser lo mejor.

La vitamina D también es importante para ayudar a su cuerpo a absorber y utilizar otras vitaminas y minerales, como el hierro, que puede ayudar a su corazón y pulmones a través de la estimulación del hierro en su suministro de sangre y mantener su cuerpo en su mejor estado.

Aunque la vitamina D se encuentra principalmente en el pescado, las carnes, los huevos y algunos productos lácteos enriquecidos, los veganos no tienen nada que temer porque también está disponible en fuentes vegetales como las espinacas, las legumbres y los frijoles.

4. Zoom sobre Zinc

Hasta ahora, nos hemos centrado principalmente en las vitaminas, pero los minerales también son importantes. El zinc es un oligoelemento que se encuentra en una variedad de alimentos y ayuda a su cuerpo a reparar el daño a las células y también aumenta la eficiencia y la precisión en la creación y el mantenimiento de su ADN.

El zinc puede ayudar a que su sistema inmunológico funcione mejor en la prevención de enfermedades, pero también puede ayudarle a combatir una infección una vez que la tenga. A menudo se piensa que el zinc sólo está disponible en la carne y los productos lácteos, pero no pasa por alto las opciones asombrosas como los garbanzos y las legumbres para obtener más opciones para agregarlos a sus comidas.

5. Hidratar, hidratar, hidratar

Su cuerpo está hecho principalmente de agua y necesita una buena cantidad para mantener las cosas en movimiento sin problemas. El consumo de agua a menudo sufre en los meses más fríos, así que es importante hacer un plan de agua y atenerse a él. Debido a que no hace frío fuera de la casa, muchas personas renuncian a este importante consejo, tratando de mantenerse caliente, pero incluso preparar té negro y beberlo puede ayudarlo a mantenerse hidratado. Como un bono, hay compuestos en el té negro que también pueden ayudar a aumentar su inmunidad.

Cualquier cosa que haga para evitar la gripe, ya sea vacunación y lavado de manos, o cambios en la dieta, asegúrese de saber qué hacer si está expuesto. Si empieza a sentirse mal, vigílese, descanse más, no salga si está activamente infectado. Evitar que otros se enfermen puede ser tan simple como pedir comida y tomar un día por enfermedad.

Deja un comentario