Cómo verificar correctamente la temperatura de su hijo

Ver a su bebé enfermo no es algo que se pueda esperar, especialmente cuando el pequeño se pone malhumorado e incómodo. Por lo general, el primer signo de enfermedad es una temperatura alta o fiebre. Podría ser un signo de una infección que el cuerpo está tratando de combatir.

Sin embargo, las altas temperaturas también pueden ocurrir cuando el niño está, en general, demasiado caliente. Los bebés todavía no son capaces de regular su temperatura corporal como los adultos. Es por eso que debe tener cuidado al vestir a su pequeño, ya que demasiadas capas o estar en un ambiente muy cálido también puede provocar fiebre.

Otra posible razón para un aumento de la temperatura es vacunarse e incluso la dentición. Sin embargo, las fiebres que no son causadas por una infección son normalmente más bajas. Una vez que la temperatura del bebé supera los 38 grados centígrados o 100 grados Fahrenheit, es mejor consultar a un médico, especialmente si el pequeño tiene menos de 6 meses de edad.

Tener un termómetro de confianza es crucial para monitorear las temperaturas de su hijo en cualquier momento y en la comodidad de su hogar. Le ayudará a determinar si su bebé tiene fiebre y debe ser llevado al médico tan pronto como sea posible.

Existen muchos tipos de termómetros, algunos miden con mayor precisión que otros. A la hora de elegir cuál comprar, no es aconsejable obtener uno impreciso, ya que la precisión es crucial en estos casos. Aquí están algunas de las opciones disponibles.

Tipos de termómetros

Termómetros digitales

Este es el tipo de termómetro más común para uso doméstico en la actualidad. Son baratos, fáciles de encontrar y multiusos. Esto significa que se pueden usar por vía oral (en la boca), rectal (en el ano) o axilar (en las axilas). Puede ver una lista completa de termómetros para bebés aquí.

Termómetros electrónicos de oído

Este tipo se está volviendo muy popular debido a su facilidad al usarlo con un bebé enfermo e inquieto. Básicamente se coloca en el oído para que pueda medir la temperatura del tímpano, que es el calor producido por el tímpano. Desafortunadamente, no es tan preciso, especialmente cuando se coloca incorrectamente y cuando el pequeño tiene una acumulación de cera en los oídos.

Termómetros de la arteria temporal

Esto también es muy fácil de usar porque el dispositivo simplemente se pasa por encima de la frente del bebé. Este tipo mide la temperatura de los vasos sanguíneos de la frente (arterias temporales). Aunque no es tan fácil de usar al principio, con la práctica puede ser bastante preciso. Sin embargo, tenga cuidado con la sudoración, así que límpiese la frente de antemano y haga más de un par de lecturas para comprobar la temperatura.

Termómetros de chupete

Muchas mamás piensan que este tipo es el más fácil ya que al bebé le encanta chupar el chupete de todos modos. Sin embargo, en realidad es bastante poco fiable y difícil de usar porque el pequeño tiene que estar quieto con el chupete en la boca durante unos minutos.

Es importante señalar que los termómetros tradicionales de mercurio ya no son la norma y, de hecho, son peligrosos debido al riesgo de fugas de mercurio. Nunca lo use en su hijo y, en su lugar, deséchelo de forma segura.

Cómo medir la temperatura correctamente

Para los bebés, el uso de un termómetro digital rectal es la manera más precisa de medir la fiebre. Asegúrese de comprar uno que tenga una punta flexible, así como un mango ancho, para que no lo inserte accidentalmente demasiado profundo. Optar por los más nuevos que sean capaces de tomar una lectura en 10 segundos.

Antes de usar el termómetro, límpielo primero con alcohol o agua tibia con jabón. Después de enjuagar bien, puede agregar un poco de vaselina al final para que sea más fácil de insertar.

Prepare a su bebé colocándolo sobre la espalda. Cuando se mide el recto, esta es la manera más fácil de hacerlo porque él o ella está acostumbrado a esta posición cuando se le cambia. Una vez que todo esté listo y el pequeño esté listo, encienda el termómetro según las instrucciones. Presione el termómetro después, no profundizando más de 1 pulgada. También puede consultar las instrucciones del fabricante sobre cómo utilizarlo.

Haga todo lo posible para mantener al bebé quieto mientras mide para obtener una lectura precisa. Una vez que suene, puede quitarlo y leer la temperatura. Asegúrese de limpiar el termómetro después de usarlo, especialmente para los que se han usado por vía rectal.

También puede optar por obtener más de una lectura para verificar la precisión. Sólo asegúrese de recordar que si decide hacerlo tanto por vía rectal como oral, por ejemplo, que los números pueden tener un significado diferente debido a que los rangos normales son distintivos en función de cómo se ha hecho.

Qué hay que tener en cuenta

Suena tan fácil, pero puede ser realmente difícil medir la temperatura de su bebé. Hacerlo a menudo hará que un niño malhumorado y enfermo sea aún más infeliz. Esta es la razón por la que un dispositivo que sea preciso y fácil de usar debe ser su prioridad. También es importante hacer lo siguiente para asegurarse de que lo está haciendo bien.

– Para obtener una lectura exacta, no mida después de bañar a su bebé o después de estar envuelto en pañales. Ambos pueden elevar la temperatura del pequeño, así que es mejor esperar 20 minutos antes de probarlo.

– Lea las instrucciones del termómetro antes de usarlo y, si es posible, pruébelo usted mismo de antemano. El folleto también debe indicarle qué rangos de temperatura son normales y cuáles requieren una visita al médico tan pronto como sea posible.

– El saneamiento y la seguridad también son importantes, por lo que los termómetros que se usan por vía rectal nunca deben usarse por vía oral después. Las etiquetas pueden ayudar a diferenciar entre diferentes modelos.

– Asegúrese de medir sólo cuando esté presente, ya que puede ser peligroso dejar a un niño con un termómetro, especialmente en la región anal.

Conclusión

En los primeros años de vida de su hijo, usted puede estar seguro de que tendrá muchas oportunidades de usar ese termómetro digital. Debido a esto, usted debe considerar invertir en un buen producto que tenga las características importantes que pueda necesitar, como la medición rápida, la multiusabilidad y, sobre todo, la precisión de las lecturas.

Deja un comentario