Cómo afecta el orden de nacimiento a la personalidad de sus hijos

Los padres que decidan tener una familia deben estudiar cómo el orden de nacimiento afecta a cada niño porque definitivamente hay una diferencia en las personalidades de cada niño en el orden jerárquico. Ya sea que usted elija tener una familia grande o una familia más pequeña, definitivamente hay una diferencia entre el niño mayor y el menor. El hijo mayor siempre va a ser el niño experimental que puede volver locos a los padres porque nunca tuvieron ninguna experiencia antes de criar a sus hijos, así que cada edad es un reto. Esto es especialmente frustrante para el niño mayor porque cuando entran en la adolescencia y sus padres parecen ser duros con ellos, pueden resentir el hecho de que los hermanos menores parecen salirse con la suya más de lo que lo hicieron. A veces, el hijo mayor, y tal vez hasta el único, puede terminar en terapia durante años porque terminan confundidos porque no sienten que sus padres tienen suficiente confianza en sus decisiones.

Los impactos

El orden de nacimiento puede tener un fuerte impacto en los sentimientos de sus hijos, la forma en que se comportan y la forma en que se desarrollan sus personalidades. Cuando un niño nace en una familia como un número, es cuando experimenta emociones diferentes. Cada niño en el orden jerárquico tiene ventajas y desafíos diferentes.

Primogénito

El primogénito puede recibir toda la atención y el amor de sus padres por un tiempo y puede cosechar beneficios emocionales por ser el primogénito. Pueden crecer sintiéndose más seguros y tener más confianza en algunos casos. Es entonces cuando su hijo podría salir al mundo como líder de una investigación que dice que muchos de los presidentes y directores generales de empresas han sido los primogénitos. Sin embargo, no siempre es así. También tendrán alguna dificultad emocional al ser el primogénito. Los padres no tienen experiencia y tienen expectativas más altas y esperan que el mayor sea un éxito. Esto puede ser un problema porque los padres a menudo critican todo lo que hacen los mayores, especialmente cuando se trata de sus calificaciones y de cómo se presentan a sí mismos. Esto es cuando el primogénito puede sentir demasiada presión para llegar a ser perfecto y puede confundirse entre el amor y el éxito.

Los mayores también se sienten más perdidos cuando alcanzan diferentes hitos en sus vidas y tienen que crecer y abandonar su infancia. Esto sucede cuando su cama pasa a la siguiente en la fila o algunas de sus pertenencias. Se pueden poner celosos porque el siguiente niño está recibiendo más atención y el más pequeño se convierte en su responsabilidad a veces. Se vuelven resentidos porque se espera que pongan todos los ejemplos para sus hermanos menores. Lo bueno es que los mayores recibieron un poco de cuidado, por lo que son grandes cuidadores cuando se trata de cuidar a sus hermanos. Esto ayuda a los mayores a aprender a mostrar su amor en una mayor capacidad y a estar más atentos a las necesidades de los demás.

Segundo Nacido

El segundo niño tiene la ventaja de tener padres más relajados y seguros de sí mismos. Disfrutan adorando al segundo hijo y también tienen la ventaja de admirar a un hermano mayor. El segundo niño puede aprender más rápido, pero puede sentirse inadecuado si todavía está jugando con los juguetes del niño mientras el hermano mayor está creciendo y no se siente incluido todo el tiempo. El segundo nacido tiene problemas para entender las diferencias de edad y sigue tratando de alcanzar al mayor para sentirse especial.

El segundo niño puede estar celoso porque su hermano mayor siempre es el primero en probar algo nuevo. A veces, los padres tienden a estar más atentos a los mayores porque están involucrados en juegos y otras cosas para las que el segundo niño es demasiado pequeño. El segundo niño se siente mandado por el mayor a veces porque el mayor tiene más experiencia y puede empujar al segundo niño.

Middle Child

El hijo mediano tiene la ventaja de ser el hermano mayor y el menor porque ambos tienen que emular. El niño del medio aprende de su hermano mayor y el menor los admira. Un niño de en medio también tiene desafíos que enfrentar y puede estar molesto cuando ya no es el bebé. Pueden sentirse excluidos y no importantes porque los más grandes y los más pequeños están recibiendo toda la atención. Un padre puede estar ayudando a los mayores con la tarea, mientras que el otro padre está alimentando al niño más pequeño. El niño del medio se sentará y se enfurruñará porque tiene que esperar su turno para recibir algún tipo de atención.

El niño del medio puede ser muy competitivo con sus hermanos. Están tratando de ponerse al día con el niño mayor y están corriendo para mantenerse por delante del niño más pequeño. El hijo mediano también tiene otro problema porque como no son los mayores ni los menores, tienen que luchar más duro para encontrarse a sí mismos y saber quiénes son realmente.

Consejos para padres

Primogénito

No presione al mayor para que sea perfecto y asegúrese de que sepa que su amor es incondicional. Asegúrate de asegurarles que tienes más que suficiente amor para toda la familia. Muéstreles las fotos que usted guardó de ellos cuando crecían y asegúrese de que tengan su propia privacidad cuando un amigo venga a su casa. Mantenga a los otros niños ocupados con un proyecto para que el mayor sienta que tiene una vida propia. Hable con ellos y pídales que le hablen de sus frustraciones si están celosos o enojados cuando se trata de los otros niños de la casa. Asegúrese de que cualquier enojo y celos que estén experimentando no sean normales y hágales saber que usted está cerca para hablar.

Segundo nacido

Dígale al segundo nacido que no tienen la edad suficiente para hacer todo lo que su hermano mayor puede hacer porque son más jóvenes. Hágales saber que eventualmente podrán ponerse al día y hacer las mismas cosas que el niño mayor. Asegúrese de decirles que están haciendo un buen trabajo cuando alcancen los hitos, incluso si el primero logró lo mismo en los años anteriores. Si ha estado ocupado ayudando a su hijo mayor, asegúrese de planear algo de tiempo con su segundo hijo. Planee un día juntos y haga que parezca importante y ponga esto en el calendario para que sepan que tendrán tiempo con usted. Incluya al segundo niño en eventos especiales que el mayor cumpla.

Ayude a los más pequeños a ser más asertivos con su hermano mayor y a observar desde la barrera. No permita que el niño mayor mande al menor y asegúrese de que el menor también pueda elegir lo que quiere hacer.

Niños del medio

Preste mucha atención al niño del medio para que no se sienta excluido. Asegúrese de hacerles saber que sus pensamientos y opiniones también son valiosos. Averigüe cuáles son sus intereses y anímelos para que encuentren su propia forma de vida. Si están interesados en un programa en particular, permítales que lo prueben para ver si lo disfrutan.

Cuando se trata de ayudar a sus hijos a aprender acerca de su orden jerárquico, observe las dificultades que cada niño enfrentará en la vida. Pídales a todos que hablen sobre cómo se sienten acerca de sus vidas y si sienten que están recibiendo suficiente atención. Anímelos a expresar sus sentimientos si están enojados para que usted pueda seguir tranquilizándolos y diciéndoles a todos que usted tiene un montón de amor sin fin para todos. Hable sobre su propia experiencia de orden de nacimiento con ellos para que entiendan cómo se sintió a veces. Si usted era el mayor, entonces puede relacionarse con el mayor y tener una conversación sobre ello cuando tienen problemas.

No es fácil ser padres, pero ahora hay un poco más de conocimiento que hace 50 años, así que se puede obtener ese conocimiento en cuestión de minutos. Si sus hijos son adultos y usted siente que no había suficiente conocimiento disponible en ese entonces, hable con ellos y obtenga su opinión porque nunca es demasiado tarde.

Deja un comentario